sábado, 26 de diciembre de 2015

Lo mejor de cada casa




El otro día, un amigo al que en estos últimos tiempos he aprendido a querer mucho nos recordó esta canción, Las malas compañías. No creo que esta sea una de las mejores canciones de Joan Manuel Serrat, pero hay en su letra algo muy cálido y muy próximo. Seguro que muchos de vosotros la recordáis.




Mis amigos son unos atorrantes. /  Se exhiben sin pudor, beben a morro, / se pasan las consignas por el forro / y se mofan de cuestiones importantes.
Mis amigos son unos sinvergüenzas / que palpan a las damas el trasero, / que hacen en los lavabos agujeros / y les echan a patadas de las fiestas.
Mis amigos son unos desahogados / que orinan en mitad de la vereda, / contestan sin que nadie les pregunte / y juegan a los chinos sin monedas.
Mi santa madre / me lo decía: / "cuídate mucho, Juanito, / de las malas compañías".

Haywood Magee, Niños jugando en la calle, 1950

Por eso es que a mis amigos / los mido con vara rasa / y los tengo muy escogidos, / son lo mejor de cada casa.
Mis amigos son unos malhechores, / convictos de atrapar sueños al vuelo, / que aplauden cuando el sol se trepa al cielo / y me abren su corazón como las flores.

Vo Anh Kiet, Globos


Mis amigos son sueños imprevistos / que buscan sus piedras filosofales, / rondando por sórdidos arrabales / donde bajan los dioses sin ser vistos.
Mis amigos son gente cumplidora / que acuden cuando saben que yo espero. / Si les roza la muerte disimulan. / Que pa' ellos la amistad es lo primero.


Esto es lo que quería deciros: que sois lo mejor de cada casa. Aprendo de vosotros, me emocionáis, me hacéis pensar, me arrancáis sonrisas o sonoras carcajadas: ¡me dais tanto! Yo no sé cómo agradecéroslo, así que se me ha ocurrido reunir una serie de obras para regalároslas. Podéis llevaros la que queráis: son vuestras. Hay, eso sí, unos sencillos requisitos que cumplir. Os digo cuáles son: os lo cuento al oído a cada uno de vosotros. Sí, te lo cuento a ti, amiga mía; te lo digo a ti, mi amigo.

Gerard Sekoto, Niños

Verás, es muy sencillo. Se trata, por ejemplo, de que te atrevas. ¿A qué? Ah, eso eres tú quien lo sabe, ¿cómo podría decírtelo yo? Lo que te digo es esto: atrévete. Venga, lánzate sin miedo. ¿Paracaídas? No, ¿para qué quieres un paracaídas? Sigue. Insensatamente, si hace falta. Con pasión. Sigue.

Remedios Varo, La tarea, 1955


Mira, este ejercicio es muy bueno y conviene practicarlo varias veces al día: ríete de ti mismo. A carcajadas. En el fondo, somos bastante cómicos y eso es algo que conviene aprovechar.

Carl Spitzweg, El cuervo
Emil Nolde, Gente emocionada, Nolde-Stiftung Seebull, 1913

¿Notas algo que arde dentro de ti, como un fuego que a veces acaricia y a veces quema? ¿Cómo dices? ¿El amor? ¡No, quita, yo de eso no sé nada! Es la alegría. Hasta en los momentos más tristes está ahí, aunque no puedas sentirla, aunque no puedas creerlo. Está. Deja que te abrace. Aunque a veces queme, porque te aseguro que quema.

Odilon Redon, Flores


En fin, ya entiendes de lo que se trata. Es ese viejo asunto de vivir. Vivir-vivir, quiero decir, nada de sí pero no. Mira, ¿has visto cuánta vida? Toda tuya. Ahora. Cuánta vida ahora, para ti. ¡Que no te la quite nadie!

Otto Mueller, Paisaje amarillo, Museum of Modern Art, Nueva York
Marc Chagall, Gallo rojo en la noche, colección particular, 1944

No puedo decir los nombres de todas las personas a las que ahora mismo quiero abrazar y dar las gracias por tres motivos: el primero, que esto acabaría pareciendo una guía telefónica, de modo que en esta ocasión me limito a los amigos de G+, aunque sea tanto, tantísimo, lo que recibo de otros amigos, entre ellos los de Facebook (José Luis, Alicia, Susana, Enrique, Caty, Francisca y tantos otros grandes, grandísimos); el segundo, que soy tan despistada que es posible que olvide algún nombre fundamental; el tercero, que aún hay muchos, muchísimos amigos a los que aún no he tenido la suerte de conocer, pero sé que estáis ahí, que nos encontraremos y nos reconoceremos.

Giotto, Capilla Scrovegni, Padua, detalle

Así pues, aunque solo voy a citar una serie de nombres, quiero que cualquier persona que entre aquí se lleve su regalo y mi abrazo. Aquí van algunos nombres.

Louis Anquetin, Avenue de Clichy a las cinco de la tarde, 1887


Eva Figueroa, Chelo Ferrer, Inma Cabezas, Herminia Salvador, Josevi Blender, Manuel Casanova, Juan Carlos Vinuesa, Roy Bean, Emilio Valadé, Maríjose Luque Fernández, ChariBR7, Marisa Doménech, Yolanda Román, Nuseba Jones, Montserrat Gracia, DesdMiVentana H.

André Derain, Curva en L'Estaque, 1906

Joseme Españoles, Marigem Saldelapuro, Magdalena Buendía Sierra, Rosa Berros Canuria, Artearq7, Julia C., Cristina Pernás, Mila Gómez, Elisenda Segura, Francisco Moroz, Juan Carlos (Universo mágico).

Leonor Fini, La barca


Pepa R. Infante, Carmela López, Rosario RC, Mujer en los cincuenta, Galefod Gal, Milano Negro, Juan Manuel Freire, Mariona Rubio, Poeta Borracho, Daniel Ferrando, Erika Martín.

Nicolas de Staël, Las botellas rojas, 1955

Anna Hernández, Juan Carlos Galán, Kirke, Lú Delgado Morales, Ana Mª de Pinedo, Julián Velcardo, Juanan G.C., Lolita Pasión, Alexandra Urioste, Harry, Ana I. Sanso, Gregorio García Alcalá, Herminio López. 

André Blanc, Terraza en L'Estaque

Sinti, Silvana Graus y todos los ángeles, Renne w Muzeum, Octavian Bortoş, Alfonso Muro, Anna Genovés, Ignacio Viloria, Esther González, Alexandra Esterhazy, Javi Gazapo, Refael Avidor.

Henri Manguin, Las bañistas, 1906

Juan José Picos Freire, Brisa Leve, Concha Serrador, Jon Alonso, Raúl Carabias, Isabel López, Luis Ruiz, Gerardo Vázquez, Alfmega Marin, Carole Beaudet, Juan Duay.

James Abbott McNeill Whistler, Armonía en rojo 

¿Cómo dices? ¿Que no he escrito tu nombre? Fíjate bien: si no está, es solo por un despiste mío, nada más que por eso, así que, en realidad, sí que está. Venga, elige un cuadro. Es para ti. ¡Y no te olvides de tu abrazo!


Paul Klee, Caracol

John Singer Sargent, Jardines de Boboli en Florencia
 
Paul Cézanne, Casa de Marie
Hay más. A ver si te gusta alguna de estas obras:


Marc Rothko, Azul verde y marrón, 1952

Felix, Vallotton, Camino de Saint-Paul, Tate Britain, Londres, 1922

Paul Gauguin, Los Alyscamps, Arlès, Museé d'Orsay, París, 1888

Franz Marc, Muchacha con gato, colección particular, 1912

Me habría gustado encontrar esta canción de Jaume Sisa subtitulada en español, pero, como no la encuentro, os pongo aquí la traducción. Es una canción que, una noche, me salvó del miedo. 

Te la dedico a ti.

 
Hace una noche clara y tranquila, la luna brilla. Los invitados van llegando y van llenando toda la casa de colores y de perfumes. He aquí a Blancanieves, Pulgarcito, los tres cerditos, el perro Snoopy y su secretario Emilio,  Simbad,  Ali Babá y Gulliver.

¡Oh! Bienvenidos, pasad, pasad, de las tristezas haremos humo. Mi casa es vuestra casa, si es que hay casas de alguien.

Hola, Jaimito, y doña Urraca, Carpanta y Barba-Azul, Frankenstein, y el hombre lobo, el conde Drácula y Tarzán, la mona Chita y Peter Pan. La señorita Marieta del ojo vivo viene con un soldado, los Reyes Magos, Papa Noël, el pato Donald y Pascual, la Pepa bonita y Superman. 

Buenas noches señor King Kong, señor Asterix y Taxi Key,  Roberto Alcázar y Pedrín, el Hombre del saco y Patufet, señor Charlot señor Obélix.  Pinocho viene con la Moños cogida del brazo, está la mujer que vende globos, la familia Ulises y el capitán Trueno en patinete.
A las doce han llegado el hada buena y la Cenicienta,  Tom y Jerry, la bruja Calixta, Bambi y Moby Dick, y Sissi Emperatriz. Y Mortadelo y Filemón, y Guillermo Brown, y Guillermo Tell, Caperucita roja, el lobo feroz, y el caganer, Cocoliso y Popeye.

¡Oh! Bienvenidos, pasad, pasad. Ahora ya no falta nadie, o quizás sí, ya me doy cuenta de  que solo faltas tú... También puedes venir si quieres, te esperamos, hay sitio para todos. El tiempo no cuenta ni el espacio... Cualquier noche puede salir el sol.

Paul Klee, Amanecer, 1907




74 comentarios:

  1. Cada vez q se abre esta ventana ése sol del q hablas surge e ilumina ese instante en el q te leo y me asombras, dando color y vida.
    Gracias, gracias por todo lo q compartes y regalas.
    Te sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es un gusto tener tu sonrisa en la ventana. Un abrazo grandote.

      Eliminar
  2. Me lo llevo. Y aunque siempre me he dejado abrazar por los azules, desde el celeste hasta el morado, pasando por todas las gamas imaginables, hoy me ha golpeado el rojo y me lo llevo. Me llevo las "Flores" de Odilon Redon y dejo que me arrastren a donde quieran porque, como bien dices (aunque cuánto cuesta a veces creerlo), la felicidad se esconde en la tristeza como esas flores se camuflan en medio de tanto rojo. Y me llevo la noche clara y tranquila y esa casa en la que se celebra esa fiesta con todos los personajes (o casi todos) que forjaron nuestros sueños.
    Gracias por contarme entre tus amigos y por la parte que me toca de esta entrada.
    Un beso o miles de besos. Me voy con Odilon. Y me lo llevo de verdad. Lo pongo en mi casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuyas las flores, tuyo Odilon y tuya la casa (si es que hay casas de alguien)desde donde vemos salir el sol en mitad de la noche. Un abrazo enorme, Rosa, amiga.

      Eliminar
  3. Me tiro dentro de tu blog, con el paracaídas, sí ese que sabes que tanto me gusta. Ese que está hecho de mariposas de mis colores y cuyos hilos tejen unas manos invisibles. Gracias por ser mi amiga. Gracias por enseñarme a mirar los cuadros con otros ojos, los tuyos. Muchas gracias por nombrarme entre tus amig@s. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estamos haciendo la casa entre todos, que es como se hacen las casas! Tenemos ya algo tan importante como la ventana con una sonrisa, la estantería (¡libros, libros!)y las rosas. Francisca, amiga mía, gracias.

      Eliminar
  4. "José Juan", pero me quedo igualmente con el regalo de tu amistad y te deseo mucha, mucha felicidad. Gracias y un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja ja ja! Esta soy yo, Juan José, José Juan, Josevi Juan, José Rosa... ay, qué lío. ¿Y yo quién soy? Un abrazo enorme, José Juan (aún estoy riéndome).

      Eliminar
  5. Buffff. Carmen... yo es que tiene que ser sin paracaídas. Hablas de tantas cosas, y todas tan bonitas... aunque uses palabras de otros.
    En primer lugar, el agradecimiento es infinito hacia "TI", cuanto he aprendido, y cuanto nos has enseñado , o a mi, por lo menos desde que te conozco en esta procelosa red social.
    Si tengo que confesarme, tengo que reconocer que entro de esa parte de amigos malhechores, SI , yo soy un malhechor.
    Aquí en la frontera, hay que sobrevivir. Los amigos a veces se cuentan con los dedos de... una mano. Pero reconozco que soy un poco travieso, y revoltoso, y... bueno, es que tengo que serlo, al fin y al cabo soy juez, y eso lleva un gran peso en la espalda, aunque haga las cosas a mi manera. Dices que tenemos que elegir. No. Me niego. No me pongas en esas tesitudes que me cuesta, me cuesta mucho. Por un lado , Odilón y sus flores, pero claro luego veo esa terraza de Blanc, abierta a lo azul, a lo infinito, y la esa calle de Vallotón, que me recuerda muchas cosas. No puedo. No puedo, Carmen. "Exime me ", por favor. Los quiero a todos. Y a Sisa no le hacen falta subtítulos, que ya tiene una " Galeta galàctica ", que "galetas" tienen muchos, pero galáctica no.
    Y a ti, que decirte otra vez, querida amiga, que te advierto que aunque no me hubieras nombrado me hubiese colado igual. Porque soy un malhechor.
    Y yo que te doy??? un abrazo, un beso, una rama de mimosa, o te bailo una jota asturiana?... lo que quieras!!! Un honor ser " tu amigo". Y lo de "lo mejor de cada casa", ya me lo decía mi padre, que probablemente no sabía quien era Serrat, y que ya no anda por aquí desde hace unos años, a mi y a mis jóvenes amigos, cuando nos juntábamos en aquel Diane 6 azul y nos íbamos de farra, hace ya tantos años.

    Lo dejo aquí. Incluso al lado de un trozo de lágrima, malhechora, también.

    Pero ah!!!

    Ya he decidido, un beso muy, muy grande y un "culín de sidra" para animar la ocasión.

    Gracias por todo , Carmen. Lo dicho, todo un honor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que eres un malhechor! ¡Por eso eres mi amigo! Todos los cuadros tuyos, hale, y venga ese culín de sidra y esa jota asturiana, y los abrazos y los besos, que sí, que sí. Y si ves pronto a una amiga común a la que todos queremos muchísimo, me la estrujas de mi parte, fuerte, fuerte, tan fuerte como este abrazo que ahora te mando, Roy, malhechor.

      Eliminar
    2. Otro fuerte abrazo y ya estrujo de tu parte! !!:-))))

      Eliminar
  6. Grande tu casa, amplia para tanto sentir llena de color y de emoción, de momentos a compartir ya compartidos. te quiero... cuídate y gracias por dejarme caminar a tu/vuestra vera. mis besitos que ya sabes son sonrisas, aunque se que últimamente vagabundean mucho. PRECIOSO....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maríjose, ¿tú sabes que tus sonrisas le dan empujoncitos al sol para que salga por la noche? Ven, quédate cerquita y veremos cómo baila con esa luna tan hermosa que tenemos hoy. Mira qué abrazo tan grande, amiga.

      Eliminar
  7. AY Carmen, que precioso post! será que me has pillado sensible pero hasta me he emocionado. Tienes una forma de acariciar con tus escritos y con las obras que nos presentas que cierro los ojos y siento tu abrazo, tan vivido!
    Hablas de atreverse y yo soy de esos, de tirarme al agua y como ya me rio mucho, de mi y de los demás, te confieso que me atreveré a desplegar mis alas y a volar libre.
    A cambio de mi atrevimiento y de tu amistad me quedo con el Rothko y te envío un abrazo de oso, de esos que se sienten con todo el cuerpo y roban hasta el aliento.
    Feliz Año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Esos son los abrazos que me gustan, los que hacen crujir los huesos del alma! Rothko tuyo, está claro. ¡Vas a volar! Qué alegría, Juanan. Venga, otro abrazo.

      Eliminar
  8. me ha gustado mucho leerte y me encanta esta canción del Sisa. Un abrazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es tan tierna! Gracias, Asun: aparte de la canción, llévate un cuadro y, por supuesto, un gran abrazo, grande, grande, muy grande.

      Eliminar
  9. El corazón es una flor abriéndose con fuerza a través del suelo pedregoso. Es un bonito día, no dejes que se vaya. Tócame, llévame a otro lugar. Enséñame, sé que no soy un caso perdido. Me llevo algo, sí, a tí en el recuerdo. Un abrazo crujiente y un beso amoroso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No se va el día! Mira, asómate y verás qué luna tan preciosa. Y como, además, va a salir el sol, imagínate qué espectáculo nos va a ofrecer la noche. Venga, amigo mío, a mí no te me llevas en el recuerdo, que estoy aquí, dando la lata. Pero de ese abrazo crujientito no te libras, Josevi. ¡Buena soy yo para dejar escapar abrazos! Ni abrazos ni a amigos como tú, que lo sepas (lo sabes).

      Eliminar
  10. Hola carmen,
    ¡Qué bonita entrada y propuesta para los amigos! ¡Me encantan estas cosas, soy muy sentimental ;-)
    He escogido el cuadro Muchacha con Gato de Franz Marc, por varias razones: porque tanto a mí como a tí nos encandilan los gatitos, por los colores, muy vivos, me gusta mucho esa conjunción de los tonos pastel con el azul y el rojo. Es un cromatismo que produce enorme alegría.
    Aprovecho la ocasión y esta entrañable entrada para confesarte que el hecho de ser tu amiga y compañera bloguera es una de las cosas más preciosas que me han ocurrido desde mi andadura por estos lares, para mí tú y el blog sois como una bocanada de aire fresco que me ofrece variedad de conocimientos y arte en estado puro. ¡No cambies nunca, Carmen! Me encantas. ¡¡Muchísimas gracias por el regalo!!
    Un besito, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podía faltar un gato, y al escogerlo pensé en dos amigas gateras en especial: en ti y en Alicia. Oye, que me encanta que seas mi amiga, y que ni se te ocurra cambiar, y que muchísimas gracias, y que ¡menudo abrazo tengo para ti, Marisa!

      Eliminar
  11. ¡Qué regalo tan maravilloso, Carmen! Tienes una sensibilidad magnífica y me siento muy agradecido por disfrutar de tu amistad.
    De la lista de preciosos cuadros de tu post todos me gustan pero por elegir uno me quedo con el de Remedios Varo.
    Te reitero mi amistad hacia ti de quien todos los días aprendo cosas bellas e interesantes.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ti aprendemos todos con gusto, Juan Carlos, por lo que lees, por cómo lo cuentas, por lo que escribes. Te queremos cerquita, amigo. El cuadro de Varo para ti, claro que sí. Y este fuerte abrazo también.

      Eliminar
  12. Ayer me regalaron un camisón. Un camisón sexy? Noooo! un camisón de los recatados, de los que se pueden llevar al hospital cuando tienes que quedarte ingresada. Y me hizo mucha ilusión! Pensaba que Papa Noel ya había cumplido conmigo y hoy, después del resacón de comida y dulces, me encuentro con el mejor regalo de todas las fiestas, que no de todo el año. Porque 2015 ha sido un año difícil pero, como tú dices, en las penas siempre encontré la alegría. Y la mayor ha sido bucear, tirarme sin paracaídas en este maravilloso blog del que eres autora, participar en los retos que nos planteas, al principio juegos de adivinar, más tarde de sentir y al final de sentir y escribir. Y compartir esas experiencias contigo y con personas tan maravillosas como tú, a los que me has ido presentado poco a poco en sus relatos.
    Carmen, amiga, no tengo palabras para agradecerte este maravilloso regalo, este blog que me llega y me llena tanto, y que hayas traído de tu mano a personas a las que admiro y aprecio. Un beso, preciosa. No me faltes nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo que un camisón recatado? Bueno, no importa que lo sea, si la chica que lo lleva es tan sexy como tú. Eli, sabes que estás permanentemente invitada a todas las fiestas que se celebren en esta casa. ¡Incluso puedes venir en camisón! No te creas, que si por la noche hace frío, yo soy capaz de estar brindando en pijama. ¡Estamos entre amigos! Un abrazo enorme, amiga.

      Eliminar
    2. Por cierto Carmen, ayer se me olvidó pero hoy paso a recoger mi Giotto. Que memoria la mía! Un beso.

      Eliminar
  13. Carmen, la canción de Jaume Sisa me la has mandado como a traición, pues me llega cargada de recuerdos de situaciones y gente que han sido importantes para mi. Qualsevol nit... forma parte de mi banda sonora vital desde 1978, son años, y gente. Bonito post con puerta trasera, por esa por donde me he colado sin méritos propios, pero estoy dentro con gente muy especial. gracias.
    Puestos a escoger, hoy no llevo nada de Chagal, llevo de Felix, Vallotton, el Camino de Saint-Paul. Me gusta su composición, su color, todo. Además es un recuerdo. Gracias Carmen por muchas cosas. Besos. Te deseo lo mejor para 2016
    trastienda,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muchos los que llevamos dentro esa canción, ¿verdad, Emilio? Pero, además de recuerdo, es presente,porque cualquier noche puede salir el sol. Estás aquí, con los amigos, por méritos propios, porque también tú eres muy especial. Un fuerte abrazo y... vamos, a construir el año que entre todos tenemos que poner en pie.

      Eliminar
  14. Preciosa entrada, nada mejor que cuidar a los amigos. Mucha felicidad Carmen Pinedo. Muy felices fiestas y un beso muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mercedes, tú también estás, mira, Simbad te está ofreciendo ahora mismo una copa para brindar. Y yo te ofrezco un cuadro, el que quieras, y un abrazo enorme, amiga. ¡Gracias por venir a la fiesta, Mercedes!

      Eliminar
  15. Gracias, Carmen¡¡ Te ha salido "de cine". Es una alegría que puedas escribir algo así. Cojo y recojo cosas, por supuesto, me animo en el camino de vivir.
    Otro abrazo para tí, de esos (todos) que "queman", como debe ser.
    Qué alegría :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sí, que sí, claro que nos lanzamos a vivir: ¡buenas somos nosotras para no hacerlo! Un abrazo enorme, Esther, y sí, sí, alegría de las que queman como abrazos y hacen revoluciones de las buenas.

      Eliminar
  16. Hoy no puedo elegir,así que, me llevo todas las perlas, todas hermosas cómo tú.
    Agradecida de haberte encontrado, y de que me hayas abierto tu puerta, me haces muy felíz y te quiero y te quiero.. que lo sepas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo a ti, y que lo sepas, y lo sabes, y te puedes llevar todos los cuadros, hale. Disfruta, corazón. Un abrazote, Inmalinda.

      Eliminar
  17. Me quedo con "la terraza" de Andre Blanc con tu abrazo y simpatía.
    Otro abrazo para ti y gracias por todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bien! Te has quedado con la terraza, así que la próxima fiesta la celebraremos allí,Yolanda. Prepárate, porque nos vamos a presentar todos, bulliciosos y, claro, atorrantes perdidos. Un fuerte abrazo, Yolanda, amiga.

      Eliminar
  18. Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro; tú eres una joya, Carmen. Qué entrada tan bonita y que regalos nos has hecho.
    Yo me voy a pasear por el Camino de Saint-Paul, a ver si me encuentro a la mujer del cuadro y subo a la iglesia de más arriba cuya construcción me recuerda a las de las Islas Canarias (islas que adoro con toda mi alma).
    Gracias una vez más, Carmen, por ser tan generosa y por hacerme tan afortunada al incluirme entre tus amigos. Espero el año que viene ser merecedora de tanta consideración.
    Un beso y un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen, soy el capataz del rancho de Ganarse un Acre, compañero y amigo de Roy, que una vez escapando a uña de caballo de un pueblo donde querían ponerme una corbata de cañamo me recogió en el desierto, convirtiéndome en su "partner".
      Como bilbaíno que soy, soy escueto, así que agradecerte este reconocimiento de amistad, sí, porque es de justicia.
      Simplemente estimada Carmen, sólo me queda dejarte con el gran Charles Chaplin que lo explica mucho mejor que yo...

      "Mirada de cerca, la vida parece una tragedia, vista de lejos, parece una comedia. Nunca te olvides de sonreír, porque el día en que no sonríes, será un día perdido. La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso canta, ríe, baila, llora y vive cada momento, antes de que baje el telón y la obra termine sin aplausos. Hay que tener fe en uno mismo. Aún cuando estaba en el orfanato o recorría las calles buscando que comer, me consideraba el actor más grande del mundo. La vida es maravillosa, si no se le tiene miedo. Sin haber conocido la miseria, es imposible valorar el lujo. Más que maquinaria, necesitamos humanidad, y más que inteligencia, amabilidad y cortesía. Fui perseguido y desterrado, pero mi único credo político fue siempre la libertad".
      Gracias, y estoy seguro, permiteme esta licencia cinéfila,que esto es un principio de una bella amistad.

      Un abrazo Carmen

      Eliminar
    2. Sois geniales. ¡Capataz, que te has metido en el comentario de Kirke! ¿Ves como sois (somos) unos atorrantes y seguro que bebemos a morro? Kirke, ya ves, Juan Carlos te acompaña en ese paseo: si entráis en la iglesia, haced fotos y compartidlas, ¿vale? Mi ex-general, gracias por invitar a Chaplin (Charlot ya había llegado a la casa de Sisa). Y eso, Kirke y Juan Carlos, que os pongáis un abrazo cada uno, amigos.

      Eliminar

  19. Vaya!, por casualidad me encuentro ésto, me tomé un descanso navideño!.
    Gracias Carmen!.
    Me quedo la pintura de Felix Vallotton,una atípico pueblo británico.
    Me recordó los pueblos castellanos que, esta gallega en Burgos, suele recorrer cámara en mano.
    Y para ello pedí a los Reyes una mochila más fashion!, para cuando no esté de senderismo y el pueblo me pilla por sorpresa, ya sabes....arreglada,pero informal!.
    Un besazo!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Huy, cuántos paisajes, y monumentos, y también personas, vas a meter en tu mochila fashion, Rosario, como hago yo con mis bolsillos! De momento, para cuando te la traigan los Reyes, ya tienes un cuadro de Vallotton y un enorme abrazo mío para meter en la mochila. Pero, como son mochilas mágicas, ¡caben muchos más abrazos y muchas más cosas ricas!

      Eliminar
  20. ¡¡¡¡Millones de gracias, Carmen!!!! Qué alegría he tenido al verme en la lista, me siento muy afortunada, de verdad que sí, y me llevo de regalo, con tu permiso, la Terraza en L'Estaque, de André Blanc y, por supuesto, el abrazo.

    mi regalo, para ti.

    Que 2016 sea formidable para ti, ¡gracias por ser como eres!

    ¡Muchísimos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bonita! Bonita tú y bonito regalo, ¡gracias! La afortunada soy yo, ¡y tanto que sí! Mira, Chelo, como te quedas también la terraza, te digo como a Yolanda, que la próxima fiesta la vamos a celebrar allí, por todo lo grande. Un abrazo gigante, Chelo guapa.

      Eliminar
  21. Pues la elección ha estado difícil, por no decir imposible, pero me he decidido por Louis Anquetin y su avenida de Clichy a las cinco de la tarde, que más parecen las ocho en mi ciudad.Me gusta el color, la luz entre las sombras y el calor de la gente.
    Por suerte para mi, tengo buenos amigos, cerca, lejos y digitales. No son una barbaridad, pero son de lo mejorcito, y, para mi vergüenza,aunque no los cuido lo suficiente ahí siguen, al pie del cañon. Por eso es un honor que me cuentes entre tus amigos.
    Y por la alegría que me aportas, por los buenos momentos, los menos buenos, por abrirme ventanas a mundos preciosos y, en muchos casos, desconocidos para mi.

    En estas fechas en que se impone ser feliz, sí o sí, ser bueno, generoso y mucho más, es un lujo, tener buenos amigos. Siempre generosos, bienintencionados, hasta cuando se equivocan, y siempre conmigo. Todo el año.
    Feliz domingo a todos y GRACIAS Carmen por esta entrada tan emotiva, llena de belleza, viveza y amistad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anquetin para Harry! Siempre contigo, corazón. Lo sabes. Gracias por ser mi amiga, Harry. ¡Un abrazo grande y con alas vuela hacia ti!

      Eliminar
  22. Muchísimas gracias por acordarte de mí Carmen!!!!! Lo pones difícil para elegir, son todos unos cuadros preciosos pero creo que me quedo con Chagall, que me gusta muchísimo y que capta cosas que no todos vemos. Como decía Julia Roberts en una peli que me encanta, al ver un cuadro suyo;-así debería ser el amor, flotando, en paz. Y cuando Hugh Gatnt le pregunta;¿y con una cabar a tocando el violín? Ella responde;-La felicidad no es completa sin una cabra tocando el violín.
    Un beso enorme y mil gracias por estos post que tanto nos gustan a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chagall, el amor, la cabra y el violín para ti, Marigem. Y si quieres, te quedas también con Hugh Grant y Julia Roberts. ¡Todo lo que quieras, porque te lo mereces! Gracias, guapísima, y ¡gran abrazo!

      Eliminar
  23. ¡¡¡Hola, Carmen!!! Muchas, muchas gracias por este precioso regalazo. Con tu permiso, me quedo con el cuadro de Franz Marc, Muchacha con gato... y es que cuando veo a un bichito, se me desdibuja lo demás. Me ha encantado tu entrada, tan poética, entrañable y maravillosa como siempre. Un beso enorme, y gracias de nuevo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tuyo, Chari! ¡Otro peludito en casa, bien! Gracias a ti, y gran abrazo.

      Eliminar
  24. Hol.gracias por regalarnos todas estas preciosas obras y por la canción de Serrat. Me quedaría con la obra de Paul Cézanne, 'Casa de Marie' por los tonos suaves, por la luz y el color y la ausencia de sombras. Me gusta comtemplar la montaña al fondo y cierta dosis de abstracción en las rocas tan pegadas a las casas. Es uan entrada muy expresiva y preciosa. Felices Fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Cézanne para ti. Esos azules y naranjas entusiasman. Pero con el cuadro te llevas también el abrazo, un fuerte abrazo, Marta.

      Eliminar
  25. Que entrada tan amistosa, que entrada tan llena de vida y sensibilidad. Yo veo mi nombre y te veo a ti junto a mi. En tus letras y en tu sentir, en el gusto por el arte y la belleza.
    ¿Cómo no llevarme algo de lo regalado con tanta gratuidad?
    Elijo la fotografía de Vo Anh Kiet "Globos" el juego es algo innato de los seres mamíferos que exploran horizontes y saben reír. Eso es la felicidad como bien dices: disfrutar de la corta vida que a veces nos da su lado peor.
    Te prometo desde aquí, y poniendo de testigos a todos los amigos que has escrito en este post, que te haré una entrada versada dedicada a Carmen Pinedo.
    Un beso por adelantado, que ya te daré otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa fotografía es preciosa, Francisco. Les ríe el cuerpo entero a esos chiquillos. Además, en ese momento el mundo se ha desdibujado: solo existen para ellos los globos y su vuelo. ¡Ese es el secreto!
      Te tomo la palabra con muchísima ilusión, Francisco. Mira, yo también te mando por adelantado este abrazo grandote, amigo.

      Eliminar
  26. Entrañables, amenas y educativas entradas las que nos compartes, y de las cuales siempre salgo aprendiendo algo. En ésta encuentro de todo, reflexiones, música, exquisitas imágenes y ¡Un premio! ¡Que ilusión ver mi nombre aquí! Me quedo con el paracaídas, "La tarea" quiero atreverme a mucho más. Muchas gracias Carmen.
    La canción de Jaume Sisa, raro el día que no se escucha en casa, se puede decir que conozco la letra de memoria. Me encanta.
    Que tinguis Bon Nadal i un fabulós 2016. Una forta abraçada .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más, atrévete más. Yo también quiero. Remedios Varo para ti, amiga. Un abrazo enorme, Mila.

      Eliminar
  27. Mi querida Carmen, como no iba a elegir un regalo tuyo!!!!

    Agradecida de estar en ese grupo de sinvergüenzas, atorrantes, dealmados, malhechores de Serrat, jaja como dice él, medidos con tabla rasa y escogidos para lo mejor de tu casa, sabes, todo esto a mi me emociona enormemente.

    Permiteme seguir expresando esta emoción con algunas palabras de este cantautor que tanto me gusta.

    Estoy encantada querida amiga de entrar en tu casa, atrapar los sueños que me ofrezcas y buscar piedras filosofales en tu baúl.

    Y como soy gente cumplidora voy a escoger a Louis Anquetin, quiero ir a esa Avenue de Clirchy a las 5 de la tarde, cuando las luces bailan en el cielo, donde los farolillos se prendan; quiero caminar con mi traje de época con los encajes llenos de barro, recoger mi pelo y prenderlo con mi gorrito y encajar mi sonrisa en los mil rostros que me cruce sin pensar en nada más.

    Hoy día de los santos inocentes, te deseo lo mejor, porque con tus palabras y tus cuadros has sacado esa niña hermosa para pasearse en un lienzo por unos instantes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí, ahí tenemos que quedar todos un día: en la Avenue de Clichy, a las cinco de la tarde. Convertidos en niños, aunque quienes nos vean crean que somos adultos. ¡Cómo nos reiremos!
      Mira, el cuadro de Anquetin lleva prendido este abrazo: ¡es para ti, Joseme!

      Eliminar
  28. Carmen qué preciosa entrada, con muchos mensajes cada cual más importante. ¡¡¡Precioso!!!
    Felicidades por regalar esas preciosas palabras y unas bellísimas imágenes, contigo siempre se aprende.
    Feliz 2016

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conxita, ¡gracias! Llévate un cuadro, o todos, y un abrazo, o todos. Venga, vamos a ver si conseguimos crear un buen 2016, amiga.

      Eliminar
  29. Gracias, mil gracias Carmen por acordarte de mí en esta entrada tan preciosa. Te he hecho caso y me he tirado sin paracaídas. He sentido la velocidad del descenso; el aire cambiante; el vuelo de los pájaros y sigo aquí, viva, que de eso se trata. Al aterrizar me he dado un pequeño paseo por los Jardines de Boboli, y he visto de lejos la casa de Marie, pero al final he decidido ir en busca de ese color rojo que tanto me llama en medio de la noche y me quedo con el cuadro de Marc Chagall. Gracias otra vez, porque tú me lo presentaste; por tus palabras, y por la sonrisa que me he puesto. Muchos, muchísimos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, tú siempre estás. Me alegra que hayas paseado por los cuadros para desembocar en ese rojo, en ese azul y en ese vuelo... ¡sin paracaídas! Un abrazo enorme de mi parte y otro de parte... de Chagall.

      Eliminar
  30. Aunque estos días estoy "de retiro" y apenas me acerco al pc, no puedo dejar de leer y teclear en algunos sitios muy especiales, entre ellos tu casa, Carmen :)

    Hoy nos dejas un regalo que emociona, de esos que llevan dedicatoria y que tocan el alma, pero lo cierto es que el resto del año, a cada entrada que escribes, también salimos de aquí colmados de presentes.

    Me llevo mi abrazo, por supuesto, y también "Azul, verde y marrón", a ver si se se contagia la noche y se aclara :))

    Mis mejores deseos para tí, en estas fechas y siempre. Un abrazo de vuelta, querida Carmen, y mil gracias por tu generosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La noche se aclarará, sí, Julia. Descansa estos días para llenarte de historias y contárnoslas a tu regreso, tan bien como sabes hacerlo. Fíjate bien en el cuadro de Rothko que te llevas, porque... ¡lleva un abrazo incorporado! Fuerte, fuerte.

      Eliminar
  31. Estos días ando familiarmente liado y cuando miro tu casa de internet la veo llena, y yo despistado. Ya voy. Os saludo deseándoos lo mejor para este año nuevo. A tí Carmen te ruego sigas deleitándonos con tanto arte, con ese aire suelto y desenfadado, alegre, cercano, con el que expones tus artículos, por otro lado, tan serios. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son días de despiste y, cuando se puede,de descanso. A ver qué hacemos con el año que pronto vamos a estrenar, porque siempre pensamos que a ver qué nos hace él, como si no fuésemos nosotros los que, en gran medida, lo construimos. Un fuerte abrazo, Galefod.

      Eliminar
  32. más que tirarme en paracaídas, y como me reconozco como atorrante, yo también, voy a ser desobediente y pasear, lentamente arriba y abajo, abajo y arriba, a determe y a contemplar, y a recargar, y a entretenerme, con los Niños jugando en la calle, con las tareas de recoger el cielo cada noche, con las flores, que cada vez las quiero más, por todas partes, y a agradecer-te tu derroche de generosidad y cómo no, a darte un abrazo de un metro noventa. Ahí va, Carmen ¡¡ Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo de un metro noventa es todo un señor abrazo, Alfonso. Me quedo con él y, como si cambiásemos cromos de futbolistas, te puedes llevar las imágenes que quieras y este abrazo de un metro sesenta y siete ;)

      Eliminar
  33. ¡Muchísimas gracias, Carmen, por este regalo y por todos los que nos ofreces en tus escritos! No hace falta decirte que disfruto y aprendo muchísimo con tus entradas, a las que espero impaciente cada semana. He reservado para ti un bolsillo de afecto muy especial, como esos que mencionaste en una ocasión que tenías muchos. Te tomé la idea y creo, que necesito, ya no un chaleco de pescador con infinidad de departamentos, sino un abrigo hasta los pies. Para ti, reservo un bolsillo muy especial cerca del corazón porque te lo mereces. Eres un cielo.
    Con tu permiso, me reservo "La terraza en L'Estaque" de André Blanc y como complemento, "La casa de Marie" de Cézanne. No sé por qué, se me antoja que están muy cercanas, mirando al mismo mar, aunque Cézanne no nos lo muestre y nos deje imaginándolo de un azul intenso como el que muestra en su lienzo. Un besazo y feliz 2016.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, te puedes quedar con las dos casas. ¡Y el mar!
      Qué a gusto y qué calentita estoy en tu bolsillo, Carmela. A veces asomo el hociquillo, curioseo el mundo y luego vuelvo a enroscarme cómodamente en el bolsillo. ¡Me gusta!
      Un abrazo enorme y eso, feliz año, amiga.

      Eliminar
  34. Feliz año Carmen! He andado liada pero he vuelto y con ganas de leer tus posts que tanto me gustan!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Menos mal que has vuelto, Mariona! Ya te vi de nuevo en activo. ¡Bien! Nada de volverte a escapar, que te pondremos falta ;) Un fuerte abrazo, mujer de colores.

      Eliminar
  35. Carmen a través de Francisco Moroz en el enlace de relatos extraordinarios encontré este enlace. Yo nueva de hace menos de 15 días por estos blogs, intento hacerme un hueco entre uds. y ya me siento como de casa y viendo tu recibimiento creo que me voy a quedar para siempre. Gracias por trasmitir tanta alegría , que mucha falta me hace, a ver si me contagio al pasar por tu blog. lo miraré y si me permites lo seguiré. ¡¡Muchas gracias!! por tanto optimismo que ahora mismo me hace falta ya, porque no se por qué despedí el año muy triste, Gracias de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, tocaya! Si llevas poco tiempo por este loco mundo de los blogs, ya habrás visto, y verás mucho más, las personas tan estupendas que se encuentran y los blogs tan interesantes que tienen. Son, de verdad, lo mejor de cada casa.
      No es extraño lo que dices sobre la tristeza. Está ahí, es algo difícil de evitar, y en estas fechas parece que cobre fuerza. No importa: creo que solo hay que decirle "anda, hazte a un lado y deja sitio para la alegría, que también está aquí", y ya está, ahí tienes a las dos, hombro con hombro. Un gran abrazo, María del Carmen.

      Eliminar
    2. Gracias Carmen por tus alentadoras palabras

      Eliminar